Sep 032012
 

 

Franco Me Hizo Terrorista. Memorias del anarquista que intentó matar al dictator Stuart Christie (Traducción y adaptación de General Franco Made Me A Terrorist por Jorge Barriuso con prólogo por Carlos Fonseca). ISBN 978-1-873976-60-9.

España ; France ; Germany ; Italy (€4,12); UK  (£3.25) ; US/Canada/India and RoW ($5.16)

De las calles de Glasgow a las cárceles de la España fascista, es éste el fascinante testimonio personal de un hombre que se enfrenta a los dilemas de una vida dedicada a la libertad. NOAM CHOMSKY

En el verano de 1964 y con dieciocho años recién cumplidos, el anarquista escocés Stuart Christie viajó a España con una carga de explosivos escondida bajo su ropa y con una misión: matar a Franco. Su temprana obsesión con el dictador había nacido algunos años antes, en los albores de su adolescencia, cuando sus familiares y su círculo de amigos adultos nutrían sus reuniones con anécdotas sobre la Guerra Civil y las Brigadas Internacionales, en las que muchos de ellos habían participado.

Pero quien más influyó en su vocación fue una figura mucho más fuerte y determinante en el ideario de Christie: su abuela. Siempre guiado por su curiosa musa inspiradora, Christie comenzaría a contactar con algunos exiliados de la España franquista, a quienes pronto les confesaría su más íntimo deseo: «Quiero hacer algo más que protestar y repartir panfletos», les dijo, y sus nuevas amistades no tardarían en complacerle. En agosto de 1964, cuando su mundo aún no se extendía más allá del sur de Inglaterra, Christie recibió instrucciones para cumplir con su primera misión internacional. Y así comenzó un viaje lleno de insólitas peripecias, que acabó de una manera ciertamente insospechada por su protagonista.

En estas extraordinarias memorias, Christie relata su experiencia, y dibuja un autorretrato digno de ser recordado en la memoria española como el de uno de los ultimo’s idealistas del convulso siglo XX.

Stuart Christie nació en Glasgow en 1946; anarquista convencido, viajó a España en 1964 cargado de explosivos como parte de una misión para matar a Franco, organizada por Defensa Interior, un ala radical de la CNT. Fue arrestado por la Brigada Político Social y sentenciado a una pena de veinte años de prisión en Carabanchel. En 1967 consiguió la libertad gracias a un indulto, pero tres años después fue arrestado y encarcelado en Londres como sospechoso de pertenecer al grupo terrorista Angry Brigade, cargo del que finalmente resultó absuelto.

Fue editor del Cienfuegos Press, donde ha publicado la Review of Anarchist Literature. Ha escrito numerosos libros, entre los que destacan The Floodgates of Anarchy (1970) (Anarquismo y Lucha de Clases – 2012), Stefano Delle Chiaíe: Portrait of a Black Terrorist (l984) y We, The Anarchists/ A Study of The Iberian Anarchist Federation (FAI) 1927-1937 (¡Nosotros Los Anarquistas! Un estudio de la Federación Anarquista Ibérica (FAI) 1927-1937). Franco me hizo terrorista forma parte de sus memorias, una trilogía bajo el nombre de The Christie Files, compuesta por My Granny Made Me an Anarchist (2002), General Franco Made Me a Terrorist (2003) y Edward Heath Made Me Angry (2004).

Aug 312010
 

CARABANCHEL PRISON (Prisión Provincial de Madrid), one of the largest and most notorious prisons in Europe until its closure in 1998, was built between 1940 and 1944 by the slave labour of Franco’s political prisoners. Over the years untold numbers of Franco’s political prisoners were executed here, either by firing squad or by garrotte-vil. The layout followed the panopticon model devised by Liberal reformist Jeremy Bentham in 1785. During the Franco dictatorship (1939-1975) and the subsequent ‘Bunker’ period (1975-1981) when Francoists continued to wield overt political power, the prison hosted a large community of political prisoners. Since then, until its closure, only common criminals  on remand and members of the Basque separatist group ETA and other paramilitary groups remained behind its walls. Although the documentary Franco’s Prison – or La Otra Orilla (see FILMS above) was made (by Adolfo Garijo) sometime in the 1990s, the place hadn’t changed much, structurally anyway, since the 1940s. The final TV news footage – Goodbye Carabanchel – shows the prison’s demolition in October 2008.

See FILM